Cuadernos para zurdos


Los cuadernos para zurdos son un gran invento. O un pequeño gran invento, si se prefiere. Díganselo a esos zurdos que han crecido con el estigma de serlo, esos que desde la más tierna infancia fueron alertados de que deberían aprender a dar prioridad a la mano derecha, pues al fin y al cabo los diestros son mayoritarios.

Nuestro sistema de escritura (basado en el alfabeto occidental) se concibe escribiendo de izquierda a derecha. Los diestros lo tienen sencillo, pero para los zurdos era toda una odisea. El zurdo antes o después tendía a barrer su escrito con la palma izquierda, con lo cual acababa lleno de machas, y el texto también. ¿Qué hacer entonces? Tradicionalmente, han tenido que apañárselas haciendo mil y una posturas, a cual de ellas más rocambolescas, a la hora de escribir. Y no funcionaba, no. A lo suma, podría decirse que suponía un parche.

Pero por fortuna se inventaron los cuadernos para zurdos, que permiten a quienes escriben con la mano izquierda hacerlo con naturalidad. Estos cuadernos suelen tener unas rayas ligeramente inclinadas y suelen llevar anillas –cuando las tienen– a la derecha, o bien arriba (según el fabricante).

 

Algunos cuadernos para zurdos