Cuento zurdo de Eudora Welty: Clitye

cuento zurdo de Eudora Welty

Dos son los motivos por los que traemos hoy un cuento de la escritora norteamericana Eudora Welty: primero, porque fue una de las grandes narradoras del pasado siglo; segundo, porque era zurda.

Eudora Welty (1909–2001) se distingue por sus cuentos y novelas ambientados en el sur de Estados Unidos. Sus novelas han recibido en más de una ocasión el calificativo de “góticas”.

En 1973 le concedieron el Premio Pulitzer por su novela The Optimist’s Daughter (La hija del optimista), editada en España por Impedimenta).

Leer MásCuento zurdo de Eudora Welty: Clitye

Cuento zurdo de Francis Scott Fitzgerald: La tarde del escritor

cuento zurdo, Francis Scott Fitzgerald

Francis Scott Fitzgerald fue posiblemente, como puede leerse en uno de sus cuentos (“El secreto de Pat Hobby”), “el mejor escritor zurdo de Hollywood”.

Historias de Pat Hobby (publicado por Anagrama en España) es una colección de cuentos en los que conocemos las vicisitudes de Pat Hobby, escritor y álter ego de Fitzgerald, cuando se dedicaba a escribir guiones cinematográficos en Hollywood, ese lugar en el que, al parecer, los escritores venden (o vendían) su alma por un plato de lentejas.

Leer MásCuento zurdo de Francis Scott Fitzgerald: La tarde del escritor

3 cuentos zurdos de Elena Poniatowska

Elena Poniatowska, cuentos

Recibimos hoy a la gran escritora Elena Poniatowska, que también es zurda. Nacida en París en 1932, se mudó a México con su familia cuando ella tenía diez años, huyendo de la Segunda Guerra Mundial.

Es autora de una vasta obra que abarca cuentos, novela, crónica, teatro y poesía, y ha ganado numerosos premios literarios, entre ellos el Premio Cervantes (2013).

Leer Más3 cuentos zurdos de Elena Poniatowska

4 cuentos zurdos de Lewis Carroll

4 cuentos zurdos de Lewis Carroll

Hoy nos acompaña un zurdo de oro: el escritor inglés Lewis Carrol (1833-1898), famoso, entre otros libros, por sus novelas Las aventuras de Alicia en el país de las Maravillas (1868) y Alicia al otro lado del espejo y lo que se encontró allí (1871).

Estas dos novelas mantienen hoy la aureola de literatura infantil, si bien sobrepasan ampliamente esa etiqueta, como demuestra que las hayan leído muchísimos adultos desde que fueran publicadas.